Técnicas Básicas y Cuidados del Lactante

http://2.bp.blogspot.com/-fXHff43FSv8/TbmnEOtK33I/AAAAAAAAAAs/CkaEE94BXnA/s320/muerte-subita.jpg
TÉCNICA DE MUDA DEL LACTANTE
a. Definición: Limpieza de la zona perineal y glúteos del niño y cambio de pañales.
b. Objetivos:
- Realizar aseo de la piel en contacto con deposiciones y orina.
- Prevenir lesiones irritativas de piel.
- Proporcionar confort al niño.
- Preparar la piel para exámenes de toma de muestras y cateterización
c. Materiales y Equipos:
• Pañales.
• Tórulas de algodón y agua.
• Jabón líquido neutro (para examenes).
• Par de guantes de procedimiento.
• Bolsas de desechos.
• Pomada protectora de la piel (opcional).
d. Precauciones y Consideraciones:
- El aseo y muda se realiza en una superficie plana y firme.
- La piel sana actúa como barrera contra la entrada de microorganismos.
- La dermatitis del pañal o “cocedura” se debe a la eliminación por la orina, de la urea convertida en amoníaco. Es muy irritante.
- El aseo genital siempre se realiza de adelante hacia atrás para evitar que gérmenes del ano se movilicen hacia los genitales y meato urinario.
- Antes de eliminar el pañal observar las características de orina y deposiciones.
- Nunca perder de vista al niño, ya que puede rodar y caer.
e. Procedimiento:
1.- Lávese las manos, reúna el material y colóquese los guantes.
2.- Ubicar al niño en decúbito supino, en una superficie plana. Suelte los pañales que lleva el niño y antes de retirarlos se observa las características de la orina, al igual que las condiciones en que se encuentra la piel de ésta zona.
3.- Tomar al niño por los tobillos y flexionarle las piernas para exponer la zona genitoanal. Si el niño presenta deposición, con uno de los extremos más limpios del pañal sucio, puede retirarse al máximo las deposiciones de la piel. El pañal sucio se enrolla y en lo posible se elimina de inmediato, teniendo la precaución de observar las características de éstas previamente.
4.- Asear la zona del pañal con una pequeña cantidad de jabón (si el aseo es previo a la toma de muestra de orina) el que puede ser efectuado de preferencia bajo el chorro de agua o en la misma cama o mudador mojando la piel con un rociador o usando tórulas de algodón humedecidas. El aseo se realiza siempre en dirección desde los genitales a la región anal, así se disminuye el riesgo de infección urinaria por arrastre de deposiciones hacia el meato urinario.
5.- En el caso de una niña es recomendable revisar y limpiar prolijamente entre los labios mayores y menores, utilizando tórulas con agua, vaselina o aceite crudo. Debe utilizarse repitiendo la operación las veces que sea necesario usando un algodón limpio cada vez.
En el caso de los niños se debe retraer suavemente el prepucio sin forzarlo y asear el glande, ya que la retracción forzada del prepucio puede producir rupturas de las adherencias fisiológicas dejando cicatrices finas que predisponen a la fimosis.
Este aseo debe efectuarse por lo menos una vez al día para evitar que restos de deposiciones, pomadas o secreciones acumuladas, erosionen o infecten la zona.
6.- Una vez realizado el aseo, se secan prolijamente los pliegues y genitales, se puede aplicar alguna pomada protectora para favorecer la indemnidad de la piel. Luego se coloca el pañal y ropa restante.
7.- Si se usa pañales de tela el mayor problema esta en el cuidadoso lavado y enjuage que se requieren para evitar que sustancias irritantes produzcan dermatitis en el lactante.
Existen diversas maneras de doblar y poner un pañal de pendiendo de la edad y sexo del niño, del tamaño del pañal y preferencia de la madre. Lo importante es colocar la parte gruesa donde pueda acumularse mas cantidad de orina, sin que quede demasiado apretado ni limite los movimientos del niño.
8.- Es saludable, cuando sea posible, dejar al lactante sin pañales por algunos minutos ya que es agradable para él y beneficioso para su piel. Si el niño no presenta deposiciones en la noche es preferible no cambiar los pañales para favorecer el sueño.
Continua Leyendo »