Los Desechos Sanitarios | Compendio de Enfermeria

Los Desechos Sanitarios



http://1.bp.blogspot.com/-xb5kyu0KiEc/TV1-QBqZy1I/AAAAAAAAAAs/0z4zCT4gJsc/s400/imagesCA6GN0HD.jpg

Los hospitalarios forman parte de los sanitarios. Estos últimos incluyen además los provenientes de clínicas y consultas médicas, de centros ambulatorios, de clínicas dentales, de laboratorios, de centros de investigación, de los cuidados de salud domiciliaria (pacientes diabéticos, tratamientos ambulatorios de cuadros agudos por vía intravenosa o intramuscular, etc), de oficinas donde se practica atención de enfermería, y de centros de diálisis, entre otros.

Las enfermedades que generan preocupación por la posibilidad de contagio a través de se manifiestan mayoritariamente en los individuos del medio extra-institucional. Basta pensar cuál es la proporción de pacientes con diagnóstico de Vih/SIDA hospitalizados respecto de aquellos que portan su enfermedad dentro de la comunidad para establecer que, a lo menos, la carga infectante en términos del número de individuos contagiados es extremadamente mayor en la comunidad que en el medio hospitalario. Lo mismo es aplicable a la hepatitis B, C y a los cuadros entéricos agudos.

La gran mayoría de los desechos hospitalarios tradicionalmente considerados peligrosos se hallan presentes también en forma importante en los desechos domésticos o municipales, con el agravante de que estos últimos no son sometidos a medidas preventivas de neutralización ni de protección física (ej. uso de contenedores apropiados para el ).

http://2.bp.blogspot.com/_-mRh7qBrCcs/SXi1zZJmcgI/AAAAAAAACDM/0SY5DTJR1p0/s320/jeringa.gif

Se estima que entre un 75% y un 90% de los desechos originados en instituciones de salud carece de riesgo alguno y es de por sí asimilable a los desechos domésticos, y que un 10% a 25% sería potencialmente dañino. El material corto-punzante no superaría el 1%, y más pequeña aún sería la proporción de agentes citotóxicos y radionúclidos. Se estima también que en latinoamérica se generan aproximadamente 3 kg/día/cama de desechos sanitarios, alrededor de la mitad de lo que eliminan los países industrializados.

Documentos de la OMS dividen los desechos sanitarios –sobre los que cabe alguna preocupación especial- en las siguientes categorías:
- Desechos infecciosos: desechos que se sospecha contienen patógenos en suficiente cantidad o concentración para causar enfermedad en huéspedes susceptibles (en general, tejidos o materiales contaminados con sangre o fluidos biológicos de pacientes infectados).

El Congreso y la Environmental Protection Agency (EPA) de EEUU han utilizado también el término “Desechos médicos regulados” para referirse a estos desechos, tomando en consideración la remota posibilidad de transmisión de infecciones por esta vía.
- Desechos patológicos: tejidos, órganos, partes del cuerpo, fetos, sangre y fluidos corporales, cadáveres animales. Las partes del cuerpo reconocibles se incluyen dentro de esta categoría como Desechos anatómicos.
- Cortopunzantes: elementos que pueden causar cortes o pinchazos.
- Desechos farmacéuticos: productos farmacéuticos, drogas, vacunas y sueros expirados, sin uso, derramados o contaminados que no van a ser utilizados, así como los materiales descartables utilizados para su manipulación y envasado (guantes, envases con residuos, etc.).
- Desechos genotóxicos: desechos con propiedades mutagénicas, teratogénicas o carcinogénicas. Su principal exponente son las drogas citotóxicas antineoplásicas (materiales contaminados con ellas, residuos en envases, secreciones y heces de pacientes tratados, etc).
- Desechos químicos: pueden ser sólidos, líquidos o gaseosos. Se consideran peligrosos si poseen alguna de las siguientes propiedades: tóxicos, corrosivos, inflamables, reactivos (ej. explosivos) o genotóxicos.
- Desechos con alto contenido en metales pesados: subcategoría de los anteriores. Se refiere especialmente a instrumentos a mercurio desechados (termómetros, esfigmomanómetros).
- Contenedores presurizados: especialmente latas aerosoles. Pueden explotar por efecto del calor o al ser puncionados accidentalmente.
- Desechos radioactivos: incluye todos los materiales sólidos, líquidos y gaseosos contaminados con radionúclidos de fuentes abiertas (las fuentes selladas nunca se eliminan al medio externo directamente).

Finalmente, los desechos del sistema sanitario pueden ser divididos también en “desechos médicos o clínicos”, y desechos no médicos, siendo los primeros los que resultan del proceso de prevención, diagnóstico o tratamiento de enfermedades en seres humanos.

Características microbiológicas de los desechos hospitalarios

Se encuentra ampliamente demostrado que, en promedio, los desechos domésticos contienen mucho mayor concentración de bacterias potencialmente patógenas para el hombre que los desechos hospitalarios. Esto es válido también para los principales patógenos responsables de infecciones nosocomiales (Pseudomonas aeruginosa, Klebsiella sp, Enterobacter sp, Proteus sp y Estreptococo grupo D), aplicable a todas las fuentes principales de desechos “infecciosos” de los hospitales (áreas quirúrgicas, unidades de tratamiento intensivo, laboratorios, servicios de hospitalización) y también a instalaciones ambulatorias (clínicas dentales y consultas médicas).
El aporte bacteriano a la basura domiciliaria está dado principalmente por heces de animales (gatos y perros), alimentos en proceso de putrefacción, y pañales desechables usados. En Chile, se ha estimado que la basura domiciliaria está compuesta en alrededor de un 50% por materia orgánica.
Sumado a ello, también se ha encontrado virus de hepatitis en los desechos teñidos de sangre de la basura doméstica, por lo cual también es esperable que los elementos cortopunzantes con restos de sangre eliminados por las fuentes domiciliarias y las fuentes clínicas extrahospitalarias se encuentren contaminados en algún porcentaje con esos virus.
Finalmente, se ha establecido que la cantidad y variedad de gérmenes aislados de los desechos de las salas de aislamiento de los hospitales son equivalentes a las de las salas de cuidados estándar.

Sobrevida de microorganismos patógenos en el ambiente

Este es otro aspecto que ha sido considerado en la evaluación del potencial riesgo infectante de los desechos con contenido biológico. En términos generales, ella depende de las condiciones físicas ambientales, del sustrato en el que se encuentren los microorganismos, y del tipo de agente.
Conforme a la Japanese Association for Research on Medical Waste, una dosis infectante de virus de hepatitis B o C puede sobrevivir más de 1 semana en una gota de sangre alojada en una aguja hipodérmica. En el caso del VIH, la sobrevida es de 3 a 7 días a temperatura ambiente.

Diseminación subterránea desde los vertederos
Otro argumento utilizado para apoyar la idea general de riesgo de estos desechos es que pudieran contaminar las aguas subterráneas y con ello llegar a afectar de alguna forma a la comunidad. Diversos estudios de laboratorio y en terreno han demostrado que las bacterias y virus entéricos son adsorbidos e inactivados en los desechos sólidos de los vertederos, que están presentes en sus sedimentos en concentraciones relativamente bajas, y que es improbable que ingresen a través del terreno hacia las napas de agua subterránea. Nunca se ha descrito por lo demás un brote de enfermedad transmisible por la ingesta de agua que haya derivado de la contaminación desde un vertedero.

Desecho de sangre a través del alcantarillado
Tampoco es posible afirmar que existe riesgo de contagio de infecciones por esta causa. Ello se explica porque la carga microbiológica aportada por los hospitales es despreciable comparada con la comunitaria, por el efecto de dilución que sufre al ingresar al sistema, por el tratamiento de las aguas servidas (efecto variable según el tipo de manejo), y porque nunca se ha descrito un caso de contagio de enfermedades transmisibles por sangre por exposición ocupacional al desagüe.


Busquedas relacionadas:

  • basura clinica
  • desechos cortopunzantes
  • desechos infectantes
  • contagio por pseudomona
  • imagen de desechos sanitarios