PREVENCIÓN DE LA TUBERCULOSIS | Compendio de Enfermeria

PREVENCIÓN DE LA TUBERCULOSIS



La vacunación BCG forma parte de las medidas de intervención del Programa de Control de la (PCT).
Indicaciones:
1. Recién nacidos con peso igual o mayor a 2000g. al egresar de la maternidad.
2. Menores de un año no vacunados al nacer.
3. Contactos de tuberculosos bacilíferos, menores de 5 años, no vacunados con BCG, al término de la quimioprofilaxis.
Contraindicaciones:
1. Recién nacidos con menos de 2.000 gramos de peso. Cuando alcancen este peso deben vacunarse.
2 Recién nacido con SIDA clínico.
3 Recién nacidos hijos de madre VIH(+) salvo indicación médica específica.
4 Niños con enfermedades cutáneas extensas sobreinfectadas o que comprometan el área de vacunación.
5 Enfermedades asociadas y tratamientos que determinen inmunodepresión (corticoides y otros)
6 Eritroblastosis fetal.

La Organización Mundial de la Salud (OMS)y la Unión Internacional contra la Tuberculosis y Enfermedades Respiratorias (UICTER)han establecido los criterios para discontinuar un programa de vacunación en países con baja prevalencia de y que son los siguientes:
La tasa anual promedio de notifi cación de TBC pulmonar bacilífera debe ser de 5 casos o menos por 100.000 habitantes durante los últimos tres años.
El riesgo anual de infección promedio debe ser de 0,1 % menos. La tasa anual específica promedio de meningitis tuberculosa en menores de 5 años debe ser inferior a 1 caso por 10 millones en los últimos 5 años.

B. PRUEBA DE TUBERCULINA
La prueba de Tuberculina (PPD) permite medir la alergia producida por la infección tuberculosa.
La reacción tuberculínica diferencia entre reactores y no reactores. Los reactores representan personas que han sido infectadas por el bacilo de Koch. Aplicada a una población, separa infectados de no infectados y el hacerlo permite establecer la prevalencia de la infección tuberculosa en esa población.
La utilización de la reacción tuberculínica con fi nes clínicos o epidemiológicos, exige la máxima exactitud y estandarización a fi n de obtener resultados confiables, reproducibles y comparables.
Esta necesidad ha conducido a establecer la prueba tuberculínica estándar, entendiéndose como tal el procedimiento cuantitativo que consiste en la medición cuidadosa de las reacciones de la piel a la inyección intradérmica de una dosis uniforme de tuberculina.
Esta definición incluye los siguientes parámetros:
1. Utilización de un producto estándar: es el Derivado Proteico Purifi cado (P.P.D.) obtenido del mismo lote de tuberculina (RT 23) preparado en el Instituto de Suero de Copenhague en 1958.
2. Utilización de una concentración uniforme en cuanto a la solución que se emplee (0.04 mgs. por 1 ml).
3. Técnica de aplicación intradérmica de Mantoux, que permite medir con exactitud la cantidad de sustancia activa que se inyecta (0.1 ml. equivalente a 2 UT).

Indicaciones de la reacción Tuberculínica
1. Estudios epidemiológicos.
2. Prueba de aproximación diagnóstica en niños y adultos.
3. Identificación de pacientes de alto riesgo de hacer tuberculosis.
4. Evaluación de la respuesta a la vacuna BCG.

Material
1. Producto PPD (Derivado Proteico Purifi cado) RT 23. Esta solución debe mantenerse entre 2 y 8 grados Celsius, no expuesta a la luz solar.
Según recomendaciones del laboratorio productor, “después de extraer la primera dosis, el vial tapado debe ser almacenado entre +2 y +8º C. Cualquier remanente debe ser usado dentro de las siguientes 24 horas”.

2. Jeringa desechable de 1 ml. con aguja Nº 25.

3. Tórulas de algodón.

4. Alcohol puro.

5. Guantes.

6. Depósito para eliminar material cortopunzante (caja de cartón reforzado, tarros u otro).

7. Caja térmica con termómetro de cristal líquido.

8. Unidad refrigerante.

9. Regla milimetrada transparente, flexible.

10. Hoja de registro.

PRECAUCIONES EN LA TÉCNICA DE APLICACIÓN
1. Precisión de la dosis:
1.1. Jeringa bien ajustada, hermética.
1.2. Aguja bien adaptada y con la solución de P.P.D. en su interior al momento de leer la dosis a aplicar.
2. Cuidados con el producto.
2.1. Conservación adecuada, mantenerlo a temperatura no superior a 8º C y protegido de la luz.
2.2. Manejo de la cadena de frío.
3. Cuidados con el uso del producto.
3.1. Observar el plazo de validez de la solución.
3.2. Observar que la solución se mantenga cristalina.
4. Cuidados de la piel.
4.1. Que la zona esté sin lesiones.
4.2. Que la piel esté limpia; en caso de suciedad lavar con agua con jabón el sitio de la punción.

Técnica de la reacción tuberculinica
1. Dosis: 0.1 ml. (2 U.T.)
2. Lugar de inoculación: Antebrazo izquierdo, borde externo, unión del tercio superior con tercio medio, en la cara ventral.
3. Vía de administración: Intradérmica. La aplicación de la dosis debe ser exacta, adaptar la aguja con el bisel en la dirección de la escala. Distender bien la piel.
La inyección de la dosis produce una roncha aplanada y pálida de bordes netos y de aspecto punteado, como la cáscara de una naranja. No debe guiarse por el tamaño de la pápula para inyectar.
La técnica debe ser aséptica, pero no requiere antisepsia de la piel, sólo lavado con agua si es necesario.
4. Factores que pueden alterar la reacción:
4.1. Mala técnica de aplicación: (dosis inadecuada, mayor profundidad de la inyección).
4.2. Plazo de lectura: debe ser leída entre las 48 y 72 horas.
Lectura de la prueba de tuberculina
1. Condiciones adecuadas para una buena lectura:
1.1. Confirmar el nombre del paciente.
1.2. Verificar que la prueba se efectuó 48 a 72 horas antes.
1.3. Medir con regla transparente milimetrada.
1.4. La enfermera lectora del PPD debe haber sido entrenada adecuadamente para adquirir la sensibilidad táctil que le permita marcar los límites de induración y buena vista para la lectura en la regla milimetrada
transparente.
2. Medición del diámetro de la reacción.
2.1. Determinar con exactitud los sitios en que se encuentran los bordes izquierdo y derecho de la reacción, palpando suavemente con el dedo índice la zona indurada (no debe incluirse en la medición el área enrojecida de la reacción).
2.2. Medir el diámetro transverso mayor de la induración en dirección perpendicular al antebrazo.
3. Adiestramiento de un lector de referencia.
3.1. Un lector tiene que ser consistente en la lectura (valores de lectura muy aproximados con el de referencia) con sus lecturas anteriores y con lector de referencia.
3.2. Debe obtener resultados comparables con un lector de referencia validado. (Doble lectura y comparación de los valores obtenidos en un gráfico de correlación).
3.3. Debe tener práctica en lecturas de PPD (500 a 800).
4. La OMS ha dado las normas precisas sobre la técnica del PPD, basadas en la experiencia mundial MAGNUSSON, M. 2 THE WHO STANDAR TUBERCULIN TEST” WHO/TB tech. GUIDE/3 del 22 de febrero, 1963).

Continuara…


Busquedas relacionadas:

  • Prevencion de la tuberculosis
  • como prevenir la tuberculosis
  • prevencion de tuberculosis
  • prevencion de la tbc
  • prevención de la tuberculosis
  • Tuberculosis prevencion
  • prevenciones de la tuberculosis
  • cuidados de enfermeria para prevenir la tuberculosis