Etapas de una operacion | Compendio de Enfermeria

Etapas de una operacion



Pre-operatorio:
Actividades necesarias que se realiza al paciente antes de la cirugía
Esta debe llevarse a cabo apropiadamente, asegurando que las condiciones del paciente durante la operación sean óptimas, además facilita la cicatrización de las heridas, la recuperación general, y es fundamental en el control de las infecciones quirúrgicas.

La preparación pre-operatoria deberá incluir:

Información al paciente
Consentimiento informado: El paciente deberá firmar una autorización, para que se lleve a cabo el procedimiento quirúrgico, esta autorización es un requisito legal.

Ordenes pre-operatorias: se realizan por escrito e incluyen: dieta, enemas, exámenes pre-operatorios de sangre (hemograma, glicemia), orina, etc.

Visita pre-operatoria

Preparación de la piel La reducción de la flora microbiana a niveles mínimos, que disminuyan el riesgo de transmisión de infecciones a través de la piel, se logra lavando la piel por acción mecánica de la fricción con agua y jabón. Por destrucción bacteriana a través de uso de substancias germicidas (antisépticos). La aplicación de antiséptico debe ser concéntrica y centrifuga. Preparar un campo amplio que permita externalizar drenajes y ampliaciones de urgencia. Una piel bien preparada permite que el antiséptico se extienda fácilmente formando una película

Intraoperatoria:
La premedicación, cuando se administra es mínima.
Siempre que sea adecuado se prefiere la anestesia local o bloqueo regional.
Los pacientes sometidos a anestesia general se programan a primera hora para permitir el máximo tiempo de recuperación.
Se administran fármacos de rápida eliminación.
Las técnicas anestésicas deben proporcionar una profundidad anestésica correcta, efectos colaterales.
El paciente es monitorizado en forme continua para controlar su reacción a los fármacos y a los cambios fisiológicos o de comportamiento.
Se registran los signos vitales antes de inyectar cualquier fármaco anestésico y a partir de ese momento se controla cada 15’ el estado fisiológico según el procedimiento y protocolo escrito.
El paciente despierto y alerta debe recibir apoyo físico y emocional durante todo el procedimiento.
Se debe explicar al paciente lo que va a suceder y que se espera de el o ella.
Se le debe tranquilizar asegurándole que se administren las cantidades de anestesia adecuadas.
Se deben reducir al mínimo las entradas y salidas del quirófano.

Post-operatorio:

Después de haber terminado la intervención el paciente es retirado del pabellón y es llevado a la sala de post-operado donde se espera que este despierte de la anestesia si es general o que vuelva a presentar sensibilidad en extremidades inferiores u otras zonas del cuerpo que han sido anestesiadas.
Luego en el pabellón, se retira todo el material ocupado y se limpia.


Guardado en: Cirugia y Pabellon