La Infusion Subcutanea | Compendio de Enfermeria

La Infusion Subcutanea



La administración de fármacos por vía subcutánea mediante bombas de infusión continua permiten un buen control sintomático; es eficaz en el 80% de los casos, según estudios.
Las primeras experiencias en el uso de opioides en infusión continua fueron en los HOSPICES de Inglaterra.

VENTAJAS DE LA VÍA SUBCUTÁNEA

Frente a la vía intravenosa son:
Técnica poco agresiva
No precisa hospitalización
Autonomía del paciente
Fácil utilización
Menos efectos secundarios que la vía intravenosa
Evita las inyecciones frecuentes
Es más cómoda para los pacientes

INDICACIONES DE LA VÍA SUBCUTÁNEA

Incapacidad para tragar por disfagia, cáncer oral, coma.
Obstrucción intestinal
Náuseas y vómitos
Situación de agonía
Debilidad severa
Confusión
Necesidad de sedar al enfermo
Intolerancia a los narcóticos por vía oral y espinal
Enfermos que requieren grandes dosis de opioides orales, incómodas para tragar.

DISPOSITIVOS Y BOMBAS DE INFUSIÓN PORTÁTILES I

Existen distintos tipos de bombas y dispositivos para la infusión subcutánea o intravenosa en el mercado. Las principales diferencias entre estos aparatos de infusión son:
La posibilidad de programar la infusión
La capacidad de administrar bolos extra (PCA), determinando su frecuencia y la dosis.
El volumen del depósito, y , por tanto, la autonomía del dispositivo o bomba.

DISPOSITIVOS Y BOMBAS DE INFUSIÓN PORTÁTILES II.

ANALGESIA CONTROLADA PARCIALMENTE POR EL PACIENTE (PCA).

La PCA permite al enfermo autoadministrarse dosis extras del opioide pulsando un botón del dispositivo. En algunas bombas, se puede programar la frecuencia y la dosis de estos bolos extras.
La PCA es importante cuando el paciente se encuentra en domicilio al no tener que depender de una segunda persona.
NO debe programarse en enfermos confusos, alcohólicos o con antecedentes de drogadicción.

DISPOSITIVOS Y BOMBAS DE INFUSIÓN PORTÁTILES III.

TIPOS DE DISPOSITIVOS PORTÁTILES:

MONOUSO – Elastómeros: infusores con depósito de material elástico, la velocidad de vaciado es controlada por una válvula reguladora de flujo. Uso ambulatorio.
BOMBAS DE JERINGA: con dispositivo electromecánico que empuja el émbolo de la jeringa. Disponen de pulsador para la autoadministración.
BOMBAS PERISTÁLTICAS O ELECTRÓNICAS: con sistema de control programable, permiten administrar bolos extra. Provistas de sistemas de alarma.
DISPOSITIVOS MECÁNICOS: con mecanismo de resorte que ejerce una presión sobre la bolsa de medicación alojada dentro de la bomba.
DISPOSITIVOS MONOUSO DE INFUSIÓN – Elastómeros (I): Infusor de BAXTER
INFUSOR DE BAXTER: Es un dispositivo eslastomérico desechable, pequeño y ligero para tratamiento ambulatorio, que se presenta en dos formas diferentes (para bajos y altos volúmenes). Consta de los siguientes elementos:
Reservorio elástico
Restrictor de flujo
Tubo de conexión
Carcasa externa de plástico rígido.

INFUSOR DE BAXTER: Características, ventajas e inconvenientes.
VENTAJAS
Manejo sencillo y rápido. No necesita entrenamiento.
Tiene una precisión de +10%/-15%
Para comprobar que el nivel de la infusión está bajando hay que chequear periódicamente el dispositivo. Los infusores que tienen escala facilitan el control

INCONVENIENTES

El volumen de infusión que le ha pasado al enfermo y el que tiene que pasar sólo puede ser estimado.
Si se cambia la dosis, hay que cambiar todo el dispositivo porque no se puede alterar el ritmo de infusión del dispositivo.(*)

DISPOSITIVOS MONOUSO DE INFUSIÓN (II): Bomba de infusión DIB (UVI Medical)
Es una bomba de balón desechable; consiste en un punto de entrada para la medicación, un balón de silicona donde se aloja el fármaco introducido y un controlador de flujo que va sellado en el terminal luer. Permite infundir desde 20 ml hasta 200ml, a un ritmo de 0,5cc/h, hasta 10cc/h
Bomba de infusión DIB (UVI Medical): Características, ventajas y problemas.
Su tamaño y peso son los más pequeños de todos los dispositivos.
Su uso y experiencia en España y relativamente reciente.
Hay que comprobar periódicamente la permeabilidad del tubo o alargadera conectado a la bomba.
BOMBAS DE JERINGA (I):  Graseby (Inglaterra) Infusa T (Italiana)
Dispositivo rectangular electromecánico no desechable.
Pequeña, poco peso y opera con batería.
Permite acoplar en la parte superior del dispositivo una jeringa, el émbolo es empujado para introducir la solución el el tubo de la palomilla, conectado directamente a la jeringa
BOMBAS DE JERINGA(II):  Graseby, Infusa T. Características, ventajas y problemas.
Fácil uso con sencillo aprendizaje.
Permite infusiones de hasta 60 horas entre 0-60mm/día.
Utiliza cualquier tipo de jeringa; 10-20ml
Tiene alarma.
Permite administrar bolos
Hay que chequear periódicamente la jeringa. Se puede hacer una señal en la misma para comprobar la progresión.
Los cambios de dosis no son un problema; sólo hay que cambiar la jeringa y ajustar el nivel de infusión.
BOMBAS PERISTÁLTICAS O ELECTRÓNICAS(I): Pharmacia CADD-PCA
Las bombas programables requieren más entrenamiento que los demás dispositivos, pero son más fiables que el resto.
Tiene una clave de seguridad que impide que el paciente modifique los datos que se han introducido.
Da información exacta sobre el volumen infundido y el volumen residual.
Permite PCA a intervalos y dosis programados.
Registra bolos que el enfermo se ha suministrado y los que ha intentado suministrarse pero no estaban programados.
BOMBAS PERISTÁLTICAS O ELECTRÓNICAS (II): Graseby (1 y 4) Pharmacia (2 y 3)
BOMBAS PERISTÁLTICAS O ELECTRÓNICAS(III): Graseby
Este modelo tiene varias programaciones: infusión continua, intermitente, PCA, ritmo circadiano.
Tiene clave de seguridad que impide que el paciente modifique los datos.
Almacena datos del paciente a los que se puede acceder a través de la pantalla de la bomba; incluso imprimirse.
No puede sumergirse.

  • DISPOSITIVOS MECÁNICOS DE INFUSIÓN: Paragón (IZASA)

Fabricado en plástico y acero inoxidable.
Se abre desenroscando la tapa para encontrar en su interior las bolsas o sets de medicación.
Es el más sencillo y más utilizado.
Es el más pequeño disponible en el mercado.

  • Paragón (IZASA)

La tapa de la bomba se ha desenroscado. Al apretarla, el resorte ejercerá presión sobre el set de administración.
Incorpora un filtro para eliminar el aire.
Paragón (IZASA)
El set de administración se introduce en la bomba una vez cargado con la medicación.
¿DE QUÉ DEPENDE LA ELECCIÓN DE UN DISPOSITIVO U OTRO?
De su coste de compra.
Del uso previsto.
De las prestaciones, versatilidad; si permite PCA, si tiene alarmas, etc.
De la frecuencia de los cambios en el tratamiento.
De su fiabilidad.
De su complejidad de uso.
De costes de mantenimiento si se estropea……….

  • FÁRMACOS QUE SE PUEDEN UTILIZAR POR VíA SUBCUTÁNEA

MORFINA
HALOPERIDOL
ESCOPOLAMINA BROMHIDRATO

N-BUTILBROMURO DE HIOSCINA
MIDAZOLAM
METADONA
TRAMADOL
También, pero con menor frecuencia:
METOCLOPRAMIDA
DEXAMETASONA
ONDANSETRON
FENOBARBITAL
OCTREOTIDA
FÁRMACOS CON POCA TOLERANCIA SUBCUTÁNEA
METADONA (asociada con frecuencia a reacciones locales de gran intensidad)
METOCLOPRAMIDA
CLORPROMACINA (reacciones en la piel muy frecuentes)
DEXAMETASONA
FENOTIACINA (se tolera poco)
DIAZEPAM : Contraindicado por vía subcutánea por la grave intolerancia local que produce.
COMBINACIONES DE FÁRMACOS POR VÍA SUBCUTÁNEA (I)

Las combinaciones que pueden hacerse sin riesgo de precipitaciones son:
COMBINACIONES DE DOS FARMACOS:

Hioscina y midazolam
Metoclopramida y haloperidol
Hioscina y haloperidol
Tramadol y haloperidol
Metoclopramida y hioscina

COMBINACIONES DE FÁRMACOS POR VÍA SUBCUTÁNEA (II)
COMBINACIONES DE TRES FARMACOS:

Midazolam, hioscina y metoclopramida
Midazolam, tramadol y metoclopramida
Midazolam, tramadol y hioscina.

La morfina no precipita con ninguna de estas combinaciones.
Las posibilidades de precipitación aumentan cuanto mayor sea el número de fármacos mezclados.
No se conoce la influencia de estas mezclas en su estabilidad final (aun con fármacos compatibles entre sí)
SIGNOS O SÍNTOMAS DE INTOLERANCIA LOCAL
Los signos más frecuentes de toxicidad local son:

  1. ERITEMA
  2. INFLAMACIÓN
  3. DOLOR
  4. FUGAS

No se ha observado ningún episodio de toxicidad local grave.
SIGNOS O SÍNTOMAS DE INTOLERANCIA LOCAL
Las reacciones inflamatorias se producen entre el 9 y el 13% de los casos. Twycross sugiere el uso de hidrocortisona mezclado en la solución para la prevención y tratamiento de la inflamación local.
La infección local en el 1%.

SITIO DE PUNCIÓN

La punción subcutánea se puede realizar teoricamente en cualquier parte del cuerpo donde exista tejido subcutáneo. Las zonas más utilizadas son, indistintamente:
Parte anterior del tórax (zona infraclavicular)
Parte anterior y externa de los brazos (deltoides)
No se aconseja los cuadrantes abdominales superiores y los muslos por ser más incómodos para el paciente y de peor acceso y control para las enfermeras.
Hay que elegir una zona sin rojeces, inflamaciones, heridas o edemas y que no esté dentro del campo de irradiación de radioterapia.

TÉCNICA DE PUNCIÓN

Utilizar palomillas del 23G ó 25G. Si se van a administrar sueros, mejor la 23G. Estudios realizados con agujas de Teflón no han aportado ninguna ventaja en la tolerancia o duración del punto de infusión.
Es preferible colocar apósitos adhesivos transparentes (Op-Site, Oper-Flim o similares) para el mejor control del punto de punción.

DURACIÓN DEL SITIO DE PUNCIÓN

No está en relación con la edad, sexo, dosis, ritmo de infusión, tipo de narcótico empleado o lugar de la punción.
La duración varía entre un día y tres semanas.
Algunos autores aconsejan un cambio de sitio semanal, otros aconsejan cada dos-tres días.
En los Hospices ingleses dejan la aguja periodos más largos.
En el Hospital Gregorio Marañón de Madrid, no se cambia hasta que no existen signos o síntomas de intolerancia local.

CUIDADOS DE ENFERMERÍA

Proporcionar información al enfermo y familia.
Inspección frecuente del lugar de infusión para detectar signos de irritación local que puedan alterar la capacidad de absorción de la dermis.
Cambiar el lugar de inyección cada vez que se sospeche una reducción de la absorción.
No programar PCA en los pacientes confusos.
El sitio puede valer para infusión continua y para dosis extras.
Prestar atención a las precipitaciones de los fármacos.
Si no hay bombas portátiles disponibles, se puede dejar la palomilla para la administración intermitente subcutánea.
Es menos dolorosa que las inyecciones IM o SC y es muy sencilla de utilizar por las familias en el domicilio.

Creditos: Marisa de la Rica
web: www.laenfermeria.es


Etiquetas: