Sindrome de distres respiratorio en el recien nacido | Compendio de Enfermeria

Sindrome de distres respiratorio en el recien nacido



La Membrana hialina conocida también como síndrome de distrés respiratorio en el recién nacido (S.D.R.), continua siendo la causa más común de insuficiencia respiratoria en el recién nacido prematuro.
Una serie de condiciones maternas o fetales pueden influir en la maduración bioquímica del pulmón y variar la incidencia del S.D.R. En general condiciones que producen sufrimiento fetal crónico tales como hipertensión materna, adicción a heroína, uso exagerado de tabaco, con compromiso o rotura prolongada de membrana, disminuyendo la incidencia del S.D.R. El trabajo de parto, también puede acelerar la maduración del pulmón y disminuir la incidencia del S.D.R.
La alteración funcional y patológica y más importante en el S.D.R. es la disminución del volumen pulmonar debido al colapso progresivo de los alvéolos. Esto hace que las fuerzas de tensión superficial no sean contrarestadas, produciéndose una tendencia al colapso, de los espacios aéreos al final de cada espiración. A esto se suma una parrilla costal blanda y una musculatura respiratoria débil, lo que favorece aún más la atelectasia pulmonar progresiva.
La deficiencia inicial es debido a la falta de madurez de los sistemas enzimáticos en las células alveolares tipo II en los que normalmente, se sintetizan los fosfolípidos con propiedades tensoactivas. Estos sistemas normalmente maduran alrededor de las 32 y 34 semanas de gestación que es precisamente cuando la evidencia del S.D.R. disminuye rápidamente

MANIFESTACIONES CLÍNICAS.

El S.D.R. se presenta en general en el niño pretérmino, especialmente pos debajo de las 32 semanas de edad gestacional. Los signos de dificultad respiratoria pueden comenzar desde los primeros minutos de vida, o después de algunas horas, y en general se hacen más intensos durante el primer día de vida.
El niño presenta un aumento progresivo de la frecuencia respiratoria y retracción intercostal y del esternón, mientras que el abdomen se expande. Durante la espiración se escucha frecuentemente un quejido producido por el cierre parcial de la glotis, luego puede aparecer aleteo nasal, cianosis, disminución del murmullo vesicular.
La evolución de la enfermedad sigue un curso característico. Hay una agravación progresiva, llegando a un máximo hacia el tercer día de vida. La mayoría de la muertes ocurren en este periodo. Pasadas las 72 o 96 horas que el cuadro comienza a mejorar paulatinamente a menos que surjan complicaciones, sin embargo el empleo precoz de CPAP o ventilación mecánica y especialmente el uso se surfactante pueden variar este curso o bien acortar la enfermedad.

 PREVENCIÓN.

El primer paso es la prevención del S.D.R., se logra evitando el parto prematuro inducido o espontáneo. Para esto es necesario tener una estimación exacta de la edad gestacional, en la que la ecografía juega un papel importante.
El uso de drogas que inhiben la contracción uterina también ha influido en la disminución del número de prematuros susceptibles al S.D.R.

La determinación de la madurez pulmonar mediante la medición de fosfolípidos como la esfingomielina en el líquido amniótico, es posible predecir con bastante certeza el riesgo de S.D.R. en el niño y por tanto planificar la conducta obstétrica de acuerdo con esto.
La determinación de la madurez pulmonar mediante la medición de la concentración de fosfolípidos como es la esfingomielina en el líquido amniótico, es posible predecir con bastante certeza el riesgo de S.D.R. en el niño y por tanto planificar la conducta obstétrica de acuerdo con esto.
Mediante el manejo adecuado de la embarazada y del recién nacido de alto riesgo, en centros prenatales especializados, se ha logrado disminuir la incidencia del S.D.R. en los recién nacidos de menos de 2.500 gr. A menos del 15%.

TRATAMIENTO

  •  Prenatal

· Control prenatal.
· Derivación de embarazada a A.R.O. o centros especializados.
· Prevención y manejo del parto prematuro.
· Determinación de madurez fetal según el caso.
· Aceleración de la madurez pulmonar fetal, con el uso de corticoides. El efecto de los esteroides se observa solamente cuando la madre recibe la droga entre 24 horas y 7 días antes del parto y cuando la gestación está entre las 30 y 37 semanas.

  • Perinatal

· Prevención y tratamiento de la asfixia perinatal.

  • Neonatal

· Prevención o terapia con instilación de surfactante. Existen dos tipos, los naturales obtenidos de líquido amniótico y los sintéticos.


Etiquetas:

Busquedas relacionadas:

  • sindrome de distres respiratorio en el recien nacido
  • prevencion del distress respiratoria
  • PROCESO DE ENFERMERIA COMPLETO DE SDR EN