Cuidados para las quemaduras | Compendio de Enfermeria

Cuidados para las quemaduras



las-quemaduras.jpg

Ayer introdujimos algo s obre las quemaduras, hoy hablaremos más sobre los cuidados de enfermería sobre las lesiones.
Generales
Tranquilice a la víctima y a sus familiares. Valore el tipo y grado de quemadura y su gravedad. No rompa las
ampollas, para evitar infecciones y mayores traumatismos. Enfrié el área quemada durante varios minutos;
aplique solución salina fisiológica o agua fría (no helada) sobre la lesión. No use hielo para enfriar la zona
quemada, Ni aplique pomadas o ungüentos porque éstas pueden interferir o demorar el tratamiento médico.
Cubra el área quemada con un apósito o una compresa húmeda en solución salina fisiológica o agua fría
limpia y sujete con una venda para evitar la contaminación de la lesión con gérmenes patógenos. No aplique
presión contra la quemadura. Si se presenta en manos o pies coloque gasa entre los dedos antes de colocar la
venda. Administre un analgésico si es necesario para disminuir el dolor, teniendo en cuenta las precauciones
del medicamento.(sólo si es estrictamente necesario). Administre abundantes líquidos por vía oral siempre y
cuando la víctima esté consciente; en lo posible dé suero oral. Si se presentan quemaduras en cara o cuello
coloque una almohada o cojín debajo de los hombros y controle los Signos vitales, cubra las quemaduras de la
cara con gasa estéril o tela limpia abriéndole agujeros para los ojos, nariz y la boca. Lleve a la víctima a un
centro asistencial. Quemaduras por Químicos Lave con abundante agua corriente el área quemada (ojos, piel
o mucosas) por un tiempo no menor a 30 minutos. Cubra la quemadura una tela limpia, para evitar
infecciones. Trasládela a un centro asistencial.

Quemaduras por Electricidad

Las quemaduras eléctricas pueden ocurrir en cualquier parte.
Algunas fuentes de energía eléctrica son los cables eléctricos, los relámpagos, los aparatos eléctricos
defectuosos y los enchufes sin protección. El contacto con cualquiera de estas fuentes puede hacer que la
electricidad recorra el cuerpo de una persona ocasionándole a su paso graves lesiones, incapacidad o muerte.
Las quemaduras eléctricas casi siempre son de tercer grado, con un sitio de entrada y uno o varios de salida,
en donde se pueden apreciar áreas carbonizadas y de explosión, generalmente no sangran y son indoloras. Lo
más importante a tener en cuenta son las lesiones internas que se pueden producir como paro respiratorio, paro
cardiorespiratorio y shock, producidas por el curso de la corriente entre el punto de entrada y el punto de
salida. La electricidad de los cables de alta tensión puede saltar o describir un “arco” de hasta 18 metros y
matar a una persona. Por consiguiente, NO se acerque al accidentado a no ser que le informen oficialmente
que la corriente eléctrica ha sido suspendida.
Los aparatos eléctricos y los cables de baja tensión provocan lesiones de menor intensidad.
Antes de dar atención de primeros auxilios, interrumpa el contacto, cortando la corriente de la conducción
principal en caso de que sea accesible. Si no es posible cortar el fluido eléctrico haga lo siguiente :
Párese en una superficie seca de caucho o madera. Retírela de la fuente eléctrica con un objeto de madera o
plástico ya que no son conductores de electricidad. NO la toque con sus manos porque usted va a recibir la
descarga eléctrica. Valore la respiración y pulso ; si no están presentes, dé Reanimación cardiopulmonar.
Cubra el área o áreas lesionadas con una compresa o tela limpia y seca. Trasládela lo mas rápido posible a un
centro asistencial.

Quemaduras por Congelación

Las bajas temperaturas producen quemaduras o lesiones en la piel, igual que el calor y sobre todo en partes
dístales como: Pies, manos, nariz u orejas.
Si hay congelación usted debe hacer lo siguiente:
Retire a la víctima del lugar. Aflójele las ropas para facilitar la circulación. Si están congelados los pies, no le
permita caminar. Eleve gradualmente la temperatura de los sitios de lesión, usando para ello agua tibia (36ºC
a 37 ºC), teniendo la precaución de no aplicar calor directo sobre la parte congelada. Deje la zona en remojo
hasta que la zona vuelva a calentarse. Para calentar la nariz y las orejas cúbralas con sus manos. Si está
consciente dele bebidas calientes dulces. No le de bebidas alcohólicas. Abríguela lo mejor posible. NO use calentadores. Eleve la parte afectada para disminuir la inflamación y el dolor. No aplique ungüentos, ni otros
medicamentos. No de masajes en el área afectada. Si hay ampollas, NO las rompa. Después de que la víctima
haya entrado en calor, vende el área con apósitos estériles; coloque gasa entre los dedos de las manos o los
pies antes de colocar la venda.


Etiquetas: