Manejo de drenajes | Compendio de Enfermeria

Cuidados en post operado



nightingale-cuidados.jpg

Manejo colostomias
Las colostomías pueden ser transitorias o permanentes y desde el punto de vista quirúrgico se describen al menos cinco tipos de ellas. A saber: colostomía en asa con puente de piel, en doble caño (Mikulicz), terminal, dividida (Devine) y cecostomía.
Como normas generales en el manejo de las colostomías, debemos considerar:
1. Lavado de manos antes y después de la manipulación.
2. Uso obligado de guantes de procedimiento
3. Irrigación, especialmente para las que se realizan a nivel de colon izquierdo a objeto de regular la eliminación de heces. Se utiliza para ello cánulas ya que son más seguras y fáciles de insertar en la colostomía. Se utiliza en un comienzo agua tibia en cantidad de 500 ml y puede incrementarse hasta llegar a 1000 ml.
4. Uso de bolsas. Existen diversos tipos de bolsas y los factores a tomar en cuenta para la selección de ellas incluyen: el tipo de ostomía, naturaleza del efluente, ubicación del ostoma, firmeza del abdomen, presencia de pliegues, cicatrices, arrugas, edad, capacidad funcional, destreza, visión y estilo de vida del paciente.
5. En el caso de colostomías derechas, en que el efluente es líquido, generalmente es necesario utilizar selladores de piel y barreras cutáneas de gelatina pectina o sintéticas.
6. Finalmente en el manejo de las colostomías y especialmente en el caso de las ileostomías es necesario tener un manejo muy cuidadoso de la piel ya que algunos pacientes hacen una reacción alérgica a algunos componentes de las prótesis; ya sea el adhesivo, el solvente y/o el material de la bolsa. Esta irritación también puede producirse por filtración de una prótesis mal puesta.

uci-cuidados.gif

Manejo de drenajes
En cirugía se utilizan diversos tipos de drenajes y con distintas finalidades. Independiente del objetivo por el cual se colocó un drenaje determinado, existen ciertas normas que se aplican a todos ellos:
1. Todo drenaje debe estar conectado a un reservorio que permita recoger lo drenado y su medición volumétrica correspondiente.
2. La conexión al reservorio debe hacerse a través de una “bajada” o sonda, en lo posible transparente.
3. La instalación de las conexiones debe hacerse previo lavado de manos y utilización de guantes estériles o de procedimiento según corresponda.
4. La movilización y/o retiro de reservorio para su medición debe ser hecha previo lavado de manos y uso de guantes.
5. Si se requiere permeabilizar un drenaje que se sospecha está obstruido, ésta debe hacerse con técnica aséptica para evitar la contaminación secundaria.
6. Curación del punto de salida del drenaje: no es necesaria, a menos que los apósitos se encuentren manchados con secreción del drenaje mismo. De ser necesaria la curación, ésta debe hacerse con la misma técnica de curación de las heridas quirúrgicas.
7. El retiro de cualquier drenaje debe ser previo lavado de manos y utilización de guantes. La aspiración de éste, antes de su retiro, puede ser útil para retirar restos de secreción y evitar que éstos queden en el lugar en que se encontraba el drenaje.
8. Por último, no olvidar que en todo procedimiento está latente el riesgo de la contaminación y por ello es necesario observar siempre la indicación de lavado de manos antes y después de éste.


Guardado en: Rol de enfermeria
Etiquetas:
Si te gusta esto, asegúrate de suscribirte a nuestro boletín.
Ingresa tu mail:

Busquedas relacionadas:

  • drenajes en enfermeria
  • tipos de drenajes
  • Manejo de drenajes
  • manejo de los drenajes
  • drenajes de colostomIa
  • retiro de drenajes quirurgicos
  • protocolos para manejo de dren
  • protocolo para retirar drenaje tubular
  • mickulicz drenaje
  • manejo de drenes